texto curatorial

Cuando evocamos, cuando conjuramos la memoria para hacerla más clara, apilamos asociaciones de la misma manera que apilamos ladrillos para construir un edificio. La memoria es una forma de arquitectura

Louise Bourgeois

Cine Bogart. Imaginar un edificio

En otoño de 2013, seis artistas visitaron el Cine Bogart, cerrado desde 2001. Cada uno de ellos documentó su visita y, ahora, en esta exposición, muestran el resultado de sus interpretaciones más personales del edificio; sus espacios, sus símbolos arquitectónicos y las historias que ocurrieron dentro. Los artistas que participan trabajan en dialogo directo con la arquitectura, las piezas, producidas específicamente para esta muestra, reconstruyen el recuerdo de sus visitas, invocan las particularidades de su arquitectura y buscan conseguir que el visitante imagine el edificio. Lo rescatamos de la memoria de la ciudad para reflexionar sobre este tipo de espacios en desuso.

El Cine Bogart está situado en pleno centro de Madrid, detrás del Congreso de los diputados y a tiro de piedra de la calle Alcalá. Su arquitectura es el resultado de numerosas ampliaciones y reformas que se sucedieron desde el primer proyecto en 1907 hasta la última reforma del año 1929, de la que se conservan muchos elementos originales. En sus casi 100 años de funcionamiento fue cine, teatro, cabaret, sala de fiestas y hasta frontón femenino. Ha tenido numerosos nombres: Salón Madrid, Frontón Madrid, Teatro-Cine Rey Alfonso, Club Picadilly, Casino Nuevo, Club Lido, Cine Panorama, Teatro Arniches, Cine Cedaceros y Cine Bogart. En definitiva, testigo directo de la vida social y cultural del Madrid del último siglo.

Después de más de una década de abandono y sin ningún proyecto futuro previsto, se vuelven a “abrir sus puertas” para esta exposición. Arte, arquitectura y memoria; espacios urbanos en desuso que nos invitan a reflexionar sobre la ciudad, sus edificios y sus posibilidades; sobre la interminable, ardua y tan necesaria tarea de mantenerlos vivos.

Inés Caballero

//