ALLARD VAN HOORN

  • 022 URBAN SONGLINE: LATITUD: 40.417259° N - 40.417468° N / LONGITUD: -3.698357° W - -3.698130° W

  • Instalación de discos vinilos.
    Pieza sonora. 15’ 22’’.

Al merodear por el edificio, interrogando sus recuerdos, encontré la caja vacía del rollo de la última película proyectada en el Cine Bogart en 2001: The invisible circus.

Esta composición musical, “022 Urban Songline” es la descripción sónica del edificio en su identidad tradicional; un lugar de entretenimiento. Las grabaciones sonoras del edificio y su investigación y la banda sonora de “The invisible circus” se utilizan para crear un fantasma; una re-imaginación musical que representa el edificio en las últimas. Quinientas réplicas de estos fantasmas, impresas en discos de vinilo, conforman un pabellón, un monumento que es la tumba del viejo Cine Bogart. que los visitantes se podrán llevar a casa como una memoria musical de un edificio.

En el Cine Bogart vive un fantasma. El “Fantasma en la máquina” la crítica de Ryle sobre la noción de que la mente es distinta del cuerpo, debería permitirnos salir de nuestro cuerpo-máquina y ver nuestra mirada desde fuera. Igual que esta película es el fantasma en la máquina del proyector, el proyector es el fantasma de la máquina del Cine Bogart y el cine en sí es el fantasma de nuestro mundo-imaginación.

Allard Van Hoorn / Leiden, Holanda / 1968

Mediante una aproximación multidisciplinar a la arquitectura a través del sonido, el diseño y el performance, crea escenarios audiovisuales que investigan las relaciones intrínsecas con el espacio público y la arquitectura, produciendo experiencias sonoras interactivas.

Siguiente artista